Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cuarto creciente

En la arista
del cuarto creciente
desfilas
inocente
sobre mi mirada,
ilusoria,
camuflada de Luna; mientras
tus huellas lunares
inundan mi pupila,
ingenua.


La Luna en cuarto
más llena que nunca
por tus
pasos,
desciende salpicada
de amanecer
incipiente
preguntándose:
“¿para qué sales,
Sol,
si mirarte nadie puede?
¿para qué sales,
Sol,
si incluso a mí
que verme pueden
me soslayan por su presencia?”
Y, entonces, el Sol responde:
“es que yo también
quería verla”.

etiquetas: lírico
8
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 40
#1   Excelente
Difícil escribir así
votos: 1    karma: 19
#2   #1 Muchísimas gracias, Miguel.
votos: 0    karma: 14
#3   Muy buena.
votos: 0    karma: 11
comentarios cerrados