Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Si olvidamos

Si olvidamos
decirle al agua que somos agua,
o decirle al viento que somos ráfaga;

si olvidamos
decirle al cielo que somos nube,
o decirle a la nube que somos llama.

Cómo recordar
que estamos rodeados de misterio;
cómo barrer el polvo que nos tapa.

Si olvidamos
decirle al pájaro que somos aire,
o decirle al aire que somos ala;

si olvidamos
decirle al fruto que somos árbol,
o decirle al árbol que somos nada.

-Yo sólo sé -oí en un sueño-
que los hombres hablan y hablan
y que hablando olvidan
el sentido de sus palabras.

Si olvidamos
decirle al sueño que somos sol,
o decirle al sol que somos galaxias.
15
5comentarios 88 lecturas versolibre karma: 12

Última confesión

Tengo reservada una mirada cómplice
por si te encuentro en otra piel,
por si tus ojos me miran en otro cuerpo
y mis manos acarician unas alas como las tuyas.

Ya pagué por adelantado
todos los pecados que no cometeré,
tengo el perdón, no de dios,
sino de la mujer que conocí.

Ya no somos los mismos,
es cierto.
Tú llevas una sonrisa de más,
yo no encuentro la herida que me falta.

Voy a guardar todo lo que tuve para ti
en un poema como este.
leer más   
13
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 30

Alma

La estás dejando morir,
ahora te das cuenta.
A la deriva va una hoja seca
por las arterias del río,
directa al corazón de la tierra.
Quizá, sea tu alma.
Ojalá fuera ella…
Pero es tan terca,
que es inútil doblegar la fuerza
de ésas alas con las que vuela.
leer más   
9
3comentarios 50 lecturas versolibre karma: 40

Corazón de esmoquin

Paseo pausado y sin prisas, con esmoquin de ligero corte y harapos, y maleta de hilo natural y trapos, ondeo el horizonte y planeo, en el mejor lugar del salón ,mi banco.
Una pelota y un niño, una rubita preciosa y su muñeca de tela, una sonrisa al cielo, rayito de luz y de calor que atrapo, escondiéndolo en mi interior, guardando la llama de la hoguera en mí regazo, que esta noche hará de nuevo frío y no quisiera quedarme helado.
Gente andando de aquí para allá, una pareja que se mira fijamente, unos ancianos cogidos de la mano, descontando paseos de su viejo camino encantado, torpe movimiento tranquilamente realizado, una leve sonrisa al niño, que extrañado mira y huye asustado.

Unos patos juerguistas, en su paraíso carcelario, la mano humilde e inocente que les da de comer, recobrando una alegría, escondida bajo alambradas sin libertad,
que tanto añoran y desearían poseer.

Comienza a bajar la luz, a oscurecer la tarde de mi jardín, mis zapatillas no abrigan mis helados pies, los personajes de mi transeúnte relato, despejan el escenario de mis días, el negro telón se vuelve a cerrar, como ayer y como tal vez lo hará mañana, ella lo besa en los labios, con una felicidad que incluso fluye en mi corazón, rodean los dedos de sus manos, y caminan tranquilos desprendiendo amor.
Me acostaré en mi cama de duro armazón, de muelles abruptos y mantas de puro cartón, abrigaré mis sueños con naturaleza, y esperaré la llegada de los rayos del sol, al alba me despertaré con el rocío de la madrugada, y al despertar sentiré que aún sigo siendo yo, me vestiré con mi ligero esmoquin, y partiré otra jornada más de mi vida, por un paseo de libertad con mi maleta de hilo y trapos y el solo equipaje del corazón.

Canet 2011
leer más   
11
3comentarios 93 lecturas versolibre karma: 52

Rey

Rey del óbito
camuflado entre nuestras sombras
acosador de vida
déjame encontrarte

para que me despojes de este aliento mal herido
de las ganas tiradas en el piso
y los charcos de lágrimas;
déjame mirarte fijamente

reencontrarme en el limbo de tus pupilas
hacer de este corazón herido
tu sirviente
para ver si siente algo diferente.

-R. Vela.
leer más   
8
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 9

El miedo sabe pintar retratos

Detrás de la piel blanca
acechan los colores de la vida.
Se agolpan
contra el muro infranqueable
de una herida,
y mueren sin probar
el pincel que sostiene su mano
agarrotada por el miedo.
Es incapaz de ver el lienzo
que se extiende ante sus ojos,
y desnuda se rompe
en una noche donde el silencio,
se encarga de borrar
cualquier atisbo de valentía.
leer más   
8
5comentarios 64 lecturas versolibre karma: 10

La ansiedad con la que te escribo

En esta molesta mañana,
donde tan solo me escolta tu recuerdo
y el encanto silencioso de unos versos,
donde la costumbre de un café
se convierte en mi anestesia,
en este infausto sitio,
donde lo único que me tranquiliza es,
la alusión de tus ojos,
una hoja en blanco y,
un pecho cargado de poesía.

Una jornada más,
desorientado entre el artificioso café
y un desagradable cigarro,
permanezco aquí,
petrificado,
asaltado de repeticiones y con el paladar amargo,
desubicado.
Continúo aquí,
preguntándome que puedo hacer
ante esta rutina ancestral
que me invade de cólera e inutilidad;
encadenado, sin más pretextos que,
estas consoladoras palabras
que deambulan a través de un oscuro teclado.

Hoy el cielo realza mi melancolía.

Miro atentamente a la ventana,
confiando a que lance alguna señal,
pero tan solo veo jaurías de lobos con corbatas
y mansas vacas con tacones agitándose en la rutina de cada día;
tan sólo me ampara la ansiedad con la que te escribo.

Canet
leer más   
9
4comentarios 92 lecturas versolibre karma: 43

Hombre

El hombre
que esta sentado
en la agónica
esperanza del amor
prefiere morir
en su espera.

Cuando desciende
de su infierno
los bares
las mujeres
el trabajo
se percata de su odio
odio inspirado
en el mundo
los transeúntes
el tráfico
y piensa en ser
niño de nuevo
esperando
una sonrisa
de aliento.



-Sinsello.
leer más   
9
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 33

Cuánto le diría

¡Cuánto le diría a mi yo del pasado
hoy que vivo un presente oscuro!
Y como a ningún destino me hallo atado,
¡hoy le hablaré a mi yo del futuro!
6
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 11

Musa

Para la musa,
extraviarse es su delirio…

Y si en realidad pudiera
dejarme olvidada
en la siguiente línea que escribo.
Y si la melodía de tus ojos
cesara de danzar en ese nuevo trazo
que me forma.
Y si el giro que yo diera
no fuese el equivocado.
Y si la búsqueda calmara tanto,
como misma la saciedad del encuentro.


Quizás,
el caos es un filo
doble
y arriba los pies
flotando,
en el horror
del filo desnudo.
Como el hueco
de la voz
sedienta...

Para la musa,
un desgarrarse,
es su destino.

Yara Shnhky,
2016

-

Información sobre la pintura: Musa calmando la tempestad o Safo arrojándose al mar de Miguel Carbonell y Selva, 1881
leer más   
8
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 6

Pasaje Casual #3

Fueron
pasando
los
segundos
y los amores,
los besos, los corazones
y aun no se
si era espacio o tiempo.

-R. Vela.
leer más   
7
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 7

Claro de Luna

La noche
abre sus piernas,
entre montañas
surge la perla
adorada.

Beso,
con mi lengua
de río.

Derrito
en mi boca
un claro
de Luna.
leer más   
11
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 13

Mi niñez

He vuelto al lugar donde
no existe el tiempo
ni las heridas.
Hoy he ido a ver
a la niña que fui.

Estaba feliz
bailaba descalza
sobre la arena fina y suave
al compás de las olas del mar.

Inocente y llena de sueños
contemplaba las estrellas pasar
con esperanzas
y sin dejar de sonreír.

He vuelto llena de felicidad
por haber retenido ese momento
y aprovechar ese aliento
de entusiasmo incondicional
que solo se consigue en la niñez.

Le he prometido
que sus sueños voy a seguir
intentando cumplir.

Orgullosa está
la niña que fui
por llevarla todavía
dentro de mí.

Soy feliz.
leer más   
8
2comentarios 102 lecturas versolibre karma: 3

Podría. Pero, ¿quiero?

Podría descorcharte las mejillas
Color bermellón y pedirte que no te vayas
Dejando contigo una ausencia y un dolor infatigable.

Podría lamerte las heridas,
Envenenando con ello mis ganas de abandonarte,
De irme, libre como soy,
Un adúltero de tus piernas.

Podría despostillarme el alma
Y encadenarla a una joya circular
En el dedo anular de tus pulmones, rotos de amor.

Podría, claro que podría encarcelarme,
Tirar la llave al mar de tus olas, tus caderas,
Montar un puestecito permanente en los albores de tu piel.

Podría apalabrar un piso,
Primera línea de almohada con despertares incluidos,
Y así bostezar en tu socarrona risa enmudecida.

Podría desbotonarme la camisa
Cada día al llegar a casa y descalzar frente
A la pantalla del televisor,
Mis emociones.

Podría arrebatarte la sensación de comodidad
Y adentrarme en tu mundo.
Quedarme, como una vez te prometí,
Y arreglar la luz del espejo de tus ojos.

Podría, claro que podría manejar la situación
De ser padre de tus hijos, tus errores o reproches,
Podría calmarte en las noches de invierno
Cuando tengas miedo, y quedarme al borde de la cama,
Sostenido por el suave tintineo de tu voz.
Podría… pero, ¿quiero?
6
3comentarios 104 lecturas versolibre karma: 4

Todavía regresa

Todavía regresa
la mariposa insurgente
a la nieve platina de tu voz
fértil y sangrante.
Soy el árbol guerrero
cayendo
sobre el terreno de tu caparazón
y su temblor.
leer más   
8
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 30

La llovizna

Yo, con la vaga frente en la balada
y el talón en el musgo de los siglos,
yo, que inventé el otoño lentamente
y gris y lentamente soy su vino,
yo, que ya agonizaba cuando el hombre
me amó para nombrarle "la llovizna",
yo, que cruzando su durar lo nublo
de eternidad y de melancolía,
yo, que debo medir la soledad entera,
y desandar todo el recuerdo y más.
Gris y lentamente el día señalado
despejar el fin del tiempo, yo, a veces,
mientras limo tristes mármoles
y herrumbro amantes, pienso que en la tierra
no existo, que tan solo voy cayendo, así,
de la nostalgia de un poema...
leer más   
8
4comentarios 95 lecturas versolibre karma: 13

Caos

Como el agua contra el fuego,
la piel contra los golpes
el ruido desafiando al silencio.
Mi sangre se desborda,
las venas se tornan cuerda
donde la rabia se tensa.

Yo decido si hacerme guitarra
para crear música con las venas,
o ser funambulista temeraria
y caminar sobre ellas
sin equilibrio ni red.
Retar a la vida, otra vez.
leer más   
8
3comentarios 42 lecturas versolibre karma: 38

Hay noches que...

Aquella noche...
respiramos en el suelo, ensordecidos por tambores
que sólo nosotros oíamos,
no resolvimos el mundo
pero arreglamos el nuestro.

Marisa Sánchez
6
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 11

Pensamiento

Has venido a despertar en tu silencio de murmullo
un nido revoltoso de canciones oscuras,
cadenas con voz que anuncian paisajes sin salida,
laberinto caprichoso, hilos contenidos en mi estar.

Fugaz, inesperado pensamiento,
de señales malditas te proteges,
sin límite y palabra te aventuras
hacia la certeza de tu envuelto saber.

Momento tras momento en mi mente, tu recuerdo,
instante de miradas punzantes,
impresión, fija imagen revelada,
déjame no ser presa de paso en el tiempo,
suéltame suavemente en tu camino.

Siento que proclamas sobre mí una torre de aciertos,
subirme a lo alto, no tocarte, no tocarme,
duermen tantos sentidos en mi cuerpo
lugar donde habite el sentimiento.

Mira hacia dentro,
un movimiento sabio contigo nace,
es impulso constante, fuente transparente,
desconocido acontecer, volar del laberinto.
leer más   
7
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 6
« anterior1234