Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Con el tiempo he aprendido

Con el tiempo he aprendido que la primavera se puede detener,
que el arpa del ángulo oscuro puede que ya no esté,
que la esencia de la poesía está tan deteriorada que puede desaparecer,
y que el encuentro del huracán y la torre, el océano y la roca, sí pudo ser.

Con el tiempo he aprendido que la llama de tu amor se apagó en un momento,
que a veces los sueños no son solo sueños,
que de esa noche no fueron los más tristes ni los últimos versos,
y que ahora el amor es más largo que el olvido y ni siquiera es verdadero.

Con el tiempo he aprendido que la tierra verde no se había ido,
que el caminante volviendo la vista atrás se pasó el camino,
que ahora todos quieren ser el pirata marginal con su Temido,
y que el olmo seco, a pesar del milagro tan anhelado, fue vencido.
7
sin comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 24

Pienso en ti

Pienso en ti desde la lejanía
vivo para por ti vivir
pienso y sufro con melancolía
que esto no es vivir, es morir.

¡Cuánto tiempo sin tu caricia!
Sin de tu mano poder ir,
Tenerte en mis brazos, con avaricia,
Y solo me queda sufrir…

Pasan los minutos, las horas, el día,
Pasan y esto es morir,
Pasan sin que seas como lo eras, mía,
Sin poder ese amor subir.
leer más   
5
sin comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 10

Pupilas de otoño

Levantas tus párpados,
grandes,
como grandes son tus ojos,
firmes,
como firme es tu mirada,
profunda;
dejando mi alma
desnuda.

Las hojas caen a tu
paso,
ya que otoño ven en tu
pupila,
asumiendo así su
ocaso,
dando su vida por
perdida.

No pretendo adivinarlos,
tus suspiros,
es culpa de mi corazón;
los pone al mismo son
que los míos.

Mentiría si digo que he caído;
en el hastío,
pues siempre pensando estoy,
amor mío,
en lo mucho que te ansío.
leer más   
7
sin comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 40

Camino incaminable

No hay camino incaminable, caminante;
caminos hay inapreciables:
caminos que no los recorren los pies,
sino las almas anhelantes.
leer más   
8
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 29

A un sauce llorón alegre

Vigilante fantasmal de mi ausencia
cobijas en el silencio las risas,
las visitas, las miradas, las brisas
manifiestas del viento y su presencia.

Creciste sin pensar, con muchas prisas,
como si de ello tu supervivencia
dependiera de no pedir clemencia
y seguir alentando las sonrisas.

Tus raíces se enredan en mi pasado
y aunque lloras hojas, no son de pena,
que la vida se vive con agrado.

A veces pareces como una escena
cómica. Otras un drama malvado.
¡Sauce llorón que mi existencia llena!
leer más   
11
4comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 4

Te deslizas en el aire

Te deslizas en aire
de las tardes transparentes,
en el agua de las rocas,
en el eco de las fuentes.
Tu imagen llevo grabada,
tu voz tan tierna y silvestre.
Tus ojos de río surcan
las riberas de mis sienes.
leer más   
13
1comentarios 172 lecturas versoclasico karma: 21

Tan solo estoy...

Tan solo estoy, que ando sin pensamientos.
Hasta lo más sagrado me abandona,
el único valor de mi persona:
mi alma que ya ni grita sus lamentos.

Escribir y pensar, vanos intentos;
recordar lo reciente no perdona,
y susurran sin respuesta a una leona
los álamos mecidos por los vientos.

Qué lejos se quedó aquella ribera
donde las aguas eran cristalinas
y frías bajo el sol de primavera.

Hoy el seco verano desespera
sin álamos ni fuentes, sino encinas
para que a su negra sombra yo muera.
leer más   
11
11comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 7

Octubre

Aire te transporta, navegante hoja,
rendida quedas en el pavimento,
urdiendo alfombra, mustio lamento,
amarilla, parda, ajada, roja.

Brisa fresca, alborada de rocío,
tenue tarde, crepúsculo encendido,
aromas de equinocio enardecido,
templanza del interminable estío.

Romántica luz de apagada llama
que a tus ojos y a mi pecho ilumina
con débil pasión, melódico drama,

del castaño marrón que asesina
al exánime verde rama a rama
dando paso al otoño que apadrina.

©Giliblogheces
5
6comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 14

Mientras dormías

Anoche mientras dormías
vi transparentes tus sueños
extraña melancolía
de verme a tu vera durmiendo.

Anoche mientras dormías
te conté mi más íntimo secreto
y sin que te dieras cuenta
también te llené de besos.

Anoche mientras dormías
te cuidé el alma,
te abracé el silencio
y con el viento a favor mío
te recorrí el cuerpo entero.

Anoche mientras dormías
la vida me parecía un sueño;
te amé, te sentí, te admiré
hasta el último cabello.

Anoche cuando dormías
¡no podía creerlo!
Pude quedarme sin vida
con el último latido de mi pecho.

Anoche mientras dormías
en tu regazo abandoné mi aliento
porque solo en tus brazos puedo
vivir y morir al mismo tiempo.
leer más   
13
sin comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 3

Aún recuerdo

Aún recuerdo la última vez que soñé despierto:

Con los ojos bien abiertos,
una mirada encendida;
viajes sin vuelta, sólo ida,
temor a un futuro incierto.

Aún recuerdo la última vez que soñé dormido:

Con imágenes difusas,
paisajes descoloridos,
con caricias de mi musa
donde habita el olvido.

-¿Qué han hecho con mis sueños?
-Preguntó aquel soñador-
-Los han roto con tu empeño
de hacer un mundo mejor.
leer más   
7
1comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 13

Riqueza

Nadie ha habido más rico en este mundo
que yo ahora, contigo, rescatado
de mi mundo infeliz, ya desvelado
como un vil vaso de agua en que me hundo.

Si no es por tu áureo amor en que refundo
mi existencia de acero desgastado,
al vicio del dolor, acomodado,
aún recaigo en su abrazo tremebundo.

Contigo es todo nuevo y diferente;
nunca supe que púrpura y armiño
me envolvieran real y dulcemente.

Y es real tu mirada enamorada,
y es todo cuanto quiero tu cariño...
Soy rico porque no me falta nada.
leer más   
4
sin comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 12