Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tengo miedo de dejar de ser yo

He tenido miedo de perderme por no encontrarte en este maldito lío en el que nos hemos metido.

Yo sólo quería saberme invencible en tus brazos de fuego, pero el final de un sueño es el principio de una vida insastifecha.

Cuando desperté tú no estabas conmigo. En la nota de la puerta escribiste "portazo".

Sorda de mí, tuviste que plasmar en letras el ruido que hiciste al desaparecer de mi vida y no darme ni las gracias por destrozarla.
leer más   
7
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 6

Paso a beso

Amanezco en el mismo mar de dudas donde nos ahogamos por última vez.

Gracias al cielo aún sé alzarme a él cuando mis alas se secan a la luz de un sol que brilla más de la cuenta.

Si tengo que elegir entre emprender el vuelo y salvarte a ti del naufragio, dame un beso antes de irte.
leer más   
7
sin comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 11

Esa casa que solo conocemos de un sueño...

Esa casa que solo conocemos de un sueño: Esa esquina y el árbol donde tal vez nos detuvimos muchas veces con otro cuerpo, otra mirada… Ese yo un poco ajeno que deambula por la calle de una ciudad que no existe más que detrás de nuestros ojos dormidos…

¿Hay alguien esperando por nosotros junto a la puerta, atisbando sin ser visto desde el oscuro umbral? ¿Alguien nos ama sin nosotros saberlo, y aguarda un día y otro (una noche y otra) que regresemos al sitio de las sombras azules y la trepadora que estalla en una floración bermeja, tan familiares y al mismo tiempo tan lejanos de nuestra cotidiana percepción?
10
1comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 9

Anciano y niño

En un corazón danzan, al son de una melodía imaginada, en una deliciosa fiesta duendes y hadas. Bailan en círculo alrededor de un fuego palpitante que luz y calor irradia. Y cantan a la vida que brota de las entrañas. Un niño que ríe y se siente en casa. Atrás quedaron duras pruebas, largos sueños y traumas. Es tiempo de celebración y es vehículo de dicha, este niño que da palmas y salta, aunque explicar el motivo de tanta alegría no pueda con palabras.

En unos ojos brillan destellos de plata, en una inocente y sabia mirada anciana. Observan el mundo húmedos de paz, que calma y…
leer más   
2
3comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 12