Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tierras del norte

Y llegado Septiembre,
te fuiste a mis montes,
creíste que no lo sabía,
pero subiste a mis tierras del norte.

Vuelve. Vuelve.
Deja de ser viento entre mis redes.
Deja de ser tinta en mis escritos.
Deja de ser en mis poemas ciegos.
Déjame verte, escribirte, cogerte.

Déjame alterar tus espacios
con los ríos turbios que emanan de mi boca,
efluvios de mi voz que quieren hacerse con tu ropa,
penetrar y arraigarse en tus entrañas.
Arroyos que brotan montañas
y buscan la desembocadura de tus carnes.
Brazos de mar contenidos por tus vallas,
que buscan liberarse y encenderse de tus artes.

Y…
7
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 24

Breve descripción del cielo

Porque cuando el cielo es más bonito
es con las luces de la tarde.

La espléndida flota real de galeras
se enjaeza de plata y viste de contrastes.
Brillan los bordes de las velas blancas,
y es tan alta y tan divina su incorpórea esencia
que se vuelven de oro.

Porque es por la tarde ya tranquila
cuando vuelven a volar las golondrinas,
rápidas e ilusorias,
que nadie puede decir cuándo aparecen
ni cuando se fueron.

Ahora están ahí,
y hoy, como ayer,
han vuelto,
igual que sopla el viento fresco,
y la hierba está húmeda
y la tierra huele a tierra.


Foto: A. Arias. Instagram: @pilagrimur
leer más   
6
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 13

Ensoñaciones

De mi boca humeante, salen
como en un baile
siniestro y calcinado,
todos los deseos que pido
y que me son negados.

Su forma caprichosa
invita a jugar despacio,
moldeando su lenguaje.
Se enredan entre mis dedos
decorando con sigilo y delicadeza,
la desnuda sencillez de mis manos.
leer más   
8
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 9

Lejos de la poesía

Y repentinamente un verso,
uno tan solo, vehemente, desaliñado,
iracundo y grasiento,
sin penas ni tormentos,
como un navajazo justo en el pecho,
que muestre los embustes y traiciones,
el fraude que hice en mis certezas,
los sueños esfumados,
mi escasez de misericordia, mi indolencia,
las trampas en el camino, el trapicheo
que cometí en mi propia historia,
un verso que brote en mis vísceras
y se infecte
y después muera con la última palabra.

Siempre habrá armonía después de la música
y un nuevo lugar lejos de la poesía.

Canet.
leer más   
14
sin comentarios 66 lecturas versolibre karma: 25

Adiós

Mañana es hoy una trampa
porque ayer y memoria
no quieren ser cicatriz.

Porque la piel siempre consigue sangrar
si aun buscas el cuchillo que se fue
y no atiendes la herida abierta.

Porque ninguna historia acaba
si escondes en cada recuerdo
el punto y final.

Si esperas que un silencio
conteste a tus preguntas,
no esperes jamás la respuesta correcta.
leer más   
5
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 5

Apenas el viento

El viento es frío,
mejor así.
Así,
se adormece la piel
y dejan de doler las heridas.

El viento,
el frío,
mi sangre.

Hay momentos
en los que es imposible
no morirse de pena.
No te dan tregua
y te fulminan.

Pero menos mal
que existe el viento.
Y menos mal,
que a veces es frío.
Porque así,
de vez en cuando,
apenas siento.
leer más   
5
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 27

Octubre

Aire te transporta, navegante hoja,
rendida quedas en el pavimento,
urdiendo alfombra, mustio lamento,
amarilla, parda, ajada, roja.

Brisa fresca, alborada de rocío,
tenue tarde, crepúsculo encendido,
aromas de equinocio enardecido,
templanza del interminable estío.

Romántica luz de apagada llama
que a tus ojos y a mi pecho ilumina
con débil pasión, melódico drama,

del castaño marrón que asesina
al exánime verde rama a rama
dando paso al otoño que apadrina.

©Giliblogheces
5
6comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 14

No vengas

No vengas
si aún tienes atados tus viejos amores
y le reprocha al presentes el pasado
no vengas
a tomarme de la mano
no me regales besos vencidos
caducados el día que el se marcho

no vengas
con el tiempo en tu espalda
a desempacar tu medio corazón
a escribirme la poesía que dedicaste
y a tocarme como carretera conocida

yo quiero que vengas
jugando al escondite a ciegas
que empaques la media mitad
que supones dejaste en el pasado
y que me beses buscando el futuro en mis labios

quiero que vengas
con nuevos sueños en tu mochila
páginas en blanco deseando tus manos
que aventures mis caminos olvidados.

-R. Vela.
leer más   
7
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 13

Claro de Luna

La noche
abre sus piernas,
entre montañas
surge la perla
adorada.

Beso,
con mi lengua
de río.

Derrito
en mi boca
un claro
de Luna.
leer más   
11
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 13

Musa

Para la musa,
extraviarse es su delirio…

Y si en realidad pudiera
dejarme olvidada
en la siguiente línea que escribo.
Y si la melodía de tus ojos
cesara de danzar en ese nuevo trazo
que me forma.
Y si el giro que yo diera
no fuese el equivocado.
Y si la búsqueda calmara tanto,
como misma la saciedad del encuentro.


Quizás,
el caos es un filo
doble
y arriba los pies
flotando,
en el horror
del filo desnudo.
Como el hueco
de la voz
sedienta...

Para la musa,
un desgarrarse,
es su destino.

Yara Shnhky,
2016

-

Información sobre la pintura: Musa calmando la tempestad o Safo arrojándose al mar de Miguel Carbonell y Selva, 1881
leer más   
8
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 6

Esa casa que solo conocemos de un sueño...

Esa casa que solo conocemos de un sueño: Esa esquina y el árbol donde tal vez nos detuvimos muchas veces con otro cuerpo, otra mirada… Ese yo un poco ajeno que deambula por la calle de una ciudad que no existe más que detrás de nuestros ojos dormidos…

¿Hay alguien esperando por nosotros junto a la puerta, atisbando sin ser visto desde el oscuro umbral? ¿Alguien nos ama sin nosotros saberlo, y aguarda un día y otro (una noche y otra) que regresemos al sitio de las sombras azules y la trepadora que estalla en una floración bermeja, tan familiares y al mismo tiempo tan lejanos de nuestra cotidiana percepción?
10
1comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 9

Mientras dormías

Anoche mientras dormías
vi transparentes tus sueños
extraña melancolía
de verme a tu vera durmiendo.

Anoche mientras dormías
te conté mi más íntimo secreto
y sin que te dieras cuenta
también te llené de besos.

Anoche mientras dormías
te cuidé el alma,
te abracé el silencio
y con el viento a favor mío
te recorrí el cuerpo entero.

Anoche mientras dormías
la vida me parecía un sueño;
te amé, te sentí, te admiré
hasta el último cabello.

Anoche cuando dormías
¡no podía creerlo!
Pude quedarme sin vida
con el último latido de mi pecho.

Anoche mientras dormías
en tu regazo abandoné mi aliento
porque solo en tus brazos puedo
vivir y morir al mismo tiempo.
leer más   
13
sin comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 3

Cantar de penas

El alivio de tener miedo y seguir,
con el miedo como fiel acompañante al lado.
El alivio de decir el frío y aún así
no poder espantarlo.
El alivio es una pluma que suelta del cuerpo del ave,
sola vuela
y es la pluma de tinta negra
que suelta de la mano de la poeta
en la hoja sola,
vuela.
Es alivio de llorar.
De gritar.
De besar.
De ser abrazado.
De ser notado.
El alivio de saber
que aún
sigues siendo humano.


Yara Shnhky,
2016
leer más   
11
2comentarios 83 lecturas versolibre karma: 14

Lo que tú eres

Lo que tú eres y cómo eres, lo conocen mis manos sobradamente.
Ambas diestras y versadas en ti.
Comprenden la prudencia de tu cabello, la tersura de tus muslos, la correspondencia descifrable de tus manos.
Mis manos, viajeras infatigables de los senderos de tu cuerpo, cónyuges de las palabras que te digo y escribo,
explorador de ramajes salvajes para enredarlas en tus ojales. Mis dos manos.
Las observo cuando quiero mirarte.
Son mi espejo.
Y son el oráculo de mis anhelos.
Son los ojos que leen las páginas de tu piel y son el lapicero que escribe en ella mis poesías.

Canet
a S.R.L
leer más   
21
1comentarios 134 lecturas versolibre karma: 14

Aún recuerdo

Aún recuerdo la última vez que soñé despierto:

Con los ojos bien abiertos,
una mirada encendida;
viajes sin vuelta, sólo ida,
temor a un futuro incierto.

Aún recuerdo la última vez que soñé dormido:

Con imágenes difusas,
paisajes descoloridos,
con caricias de mi musa
donde habita el olvido.

-¿Qué han hecho con mis sueños?
-Preguntó aquel soñador-
-Los han roto con tu empeño
de hacer un mundo mejor.
leer más   
7
1comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 13

¿Qué fue aquel sueño?

¿Qué fue aquel sueño?
Sentí explotar en mi interior
el renacer de la vida,
el resplandor de su luz.

¿Qué fue aquel sueño?
Quizás tu corazón que me llamaba
que quería escapar y no podía.
Y llamó a mi corazón en la noche.

¿Qué fue aquel sueño?
Solo sé que fue bello.
¿Y qué si no, más bello que tú?
Eras tú, estoy seguro.

¿Qué fue aquel sueño?
Fue una luz resplandeciente
fue una descarga de energía
una descarga de placer.

Seguí durmiendo hasta el rocío
recordé al abrir los ojos,
y pregunté a la mañana:
¿Qué fue aquel sueño?

Poema original de "DPoesia y Relatos" publicado en bubok.es y Amazón.es
leer más   
3
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 12

Anciano y niño

En un corazón danzan, al son de una melodía imaginada, en una deliciosa fiesta duendes y hadas. Bailan en círculo alrededor de un fuego palpitante que luz y calor irradia. Y cantan a la vida que brota de las entrañas. Un niño que ríe y se siente en casa. Atrás quedaron duras pruebas, largos sueños y traumas. Es tiempo de celebración y es vehículo de dicha, este niño que da palmas y salta, aunque explicar el motivo de tanta alegría no pueda con palabras.

En unos ojos brillan destellos de plata, en una inocente y sabia mirada anciana. Observan el mundo húmedos de paz, que calma y…
leer más   
2
3comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 12

Amherst. Massachusetts. 19 de diciembre de 1848 / un distante silencio

Que tarde nos acoge el cierzo
cuando peldaño a peldaño caen las horas
y hay tras la ventana una migaja de voz
que desnuda su vuelo en transparencias.

Nos ciñe la noche
con su gesto todo de ver lo indiferente
de estar cerca del álamo esperando.

Cuando llegue el azul quiero estar viva
ser una pálida intimidad entre su mano y mi boca
un distante silencio.

Déjenme sola aquí con su mirada
Donde hay un cierto sesgo de la luz
que nada importa.
leer más   
4
1comentarios 216 lecturas versolibre karma: 16

Riqueza

Nadie ha habido más rico en este mundo
que yo ahora, contigo, rescatado
de mi mundo infeliz, ya desvelado
como un vil vaso de agua en que me hundo.

Si no es por tu áureo amor en que refundo
mi existencia de acero desgastado,
al vicio del dolor, acomodado,
aún recaigo en su abrazo tremebundo.

Contigo es todo nuevo y diferente;
nunca supe que púrpura y armiño
me envolvieran real y dulcemente.

Y es real tu mirada enamorada,
y es todo cuanto quiero tu cariño...
Soy rico porque no me falta nada.
leer más   
4
sin comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 14