Verso clásico Verso libre Prosa poética
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Morfeo

Voy a mecerme en tus labios,
voy a llamar a Morfeo
para que me atrape
y no me deje salir nunca.
Voy a formar constelaciones en tu piel
y a contemplar el universo más bonito en tu mirada.
Voy a dejarme llevar,
meciéndome solo con tu risa.
Voy a acunarme los tormentos
con tan solo ver salir el sol en tu mirada
para así enterrar en tus costillas
todo mis miedos
y no dejarlos escapar nunca.
Voy a derribar esta muralla
para que mi corazón deje de estar como Roma
dejando de esconder en él
una vida calcinada,

que está atrapada bajo las cenizas más oscuras de una vida que avanza sin sentido.
leer más   
4
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 21

Traficantes del olvido

Me duele el alma
cada vez que abro los ojos.
Me devora la amalgama
de sonrisas dibujadas
en un sinfín de trampantojos.

Busco al traficante de los sueños
para comprar una pizca del olvido.
Grises mercaderes del engaño
ofreciendo fantasías,
para desvanecer todo el daño
que a veces causa lo vivido.

Necesito con urgencia
que el polvo de la amnesia,
me arrebate en el momento
esas pequeñas cosas
ancladas en el recuerdo.

No quiero esperar al delirio
del paso lento de los días,
ni a la inevitable muerte,
que hace que las simples cosas
queden rendidas a su suerte
y desvelen su verdadero sentido.
leer más   
5
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 36

La llovizna

Yo, con la vaga frente en la balada
y el talón en el musgo de los siglos,
yo, que inventé el otoño lentamente
y gris y lentamente soy su vino,
yo, que ya agonizaba cuando el hombre
me amó para nombrarle "la llovizna",
yo, que cruzando su durar lo nublo
de eternidad y de melancolía,
yo, que debo medir la soledad entera,
y desandar todo el recuerdo y más.
Gris y lentamente el día señalado
despejar el fin del tiempo, yo, a veces,
mientras limo tristes mármoles
y herrumbro amantes, pienso que en la tierra
no existo, que tan solo voy cayendo, así,
de la nostalgia de un poema...
leer más   
8
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 13

Mi batalla

Eran las 5 de la mañana y, sin seguir
el ritmo de la canción, todo estalló.

Estalló y se estrelló como lo hacen
aquellas relaciones con extremos.

Extremos de verse demasiado pidiendo
no verse, de no verse pidiendo atención.

Atención que se va perdiendo poco a poco como
el amor construido sobre cimientos de cera.

Cera que se derrite cada vez que se
enciende la llama de una discusión.

Discusión que crea dudas, lágrimas,
insultos y noches de dolor.

Dolor que nos consume por dentro
insensibilizando el corazón.

Corazón que no aguanta más golpes,
que se ha cansado de perder la batalla.

Batalla de la que no sé salir.
6
1comentarios 70 lecturas versolibre karma: 8

La ansiedad con la que te escribo

En esta molesta mañana,
donde tan solo me escolta tu recuerdo
y el encanto silencioso de unos versos,
donde la costumbre de un café
se convierte en mi anestesia,
en este infausto sitio,
donde lo único que me tranquiliza es,
la alusión de tus ojos,
una hoja en blanco y,
un pecho cargado de poesía.

Una jornada más,
desorientado entre el artificioso café
y un desagradable cigarro,
permanezco aquí,
petrificado,
asaltado de repeticiones y con el paladar amargo,
desubicado.
Continúo aquí,
preguntándome que puedo hacer
ante esta rutina ancestral
que me invade de cólera e inutilidad;…
leer más   
9
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 43

Maldito hilo rojo

Sentía cuando conectabas conmigo,
hoy lo hiciste de nuevo,
me venía tu imagen a la cabeza llamándome…

se me abría el pecho
y al ritmo de mi respiración,
tu luz entraba sin permiso
destrozando a su paso
mis bonitas murallas,
que tanto tanto,
me habia costado levantar.

Pero lo siento, está vez no puedo.
Sé que eres tú quien tiene
y tendrá siempre
el otro extremo de mi maldito hilo rojo,
pero ya no puedo…

Marisa Sánchez.
6
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 14

... Y llueve

Hoy hace día
de estar toda la vida
contigo.
Marisa Sánchez
7
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 11

Europa?

Konrad Adenauer, Joseph Bech y
su Comunidad Europea del Carbón y el Acero.
Integración europea del memorando conjunto
con países del Benelux celebrando conferencias
en Mesina, no en Sagunto.

Líderes visionarios envueltos
en ropajes de paz y estabilidad.
Ideales pacifistas, unión y prosperidad
rotos en Maastricht.
Dignidad hecha añicos entre personas
que huyen de un horror
gestado en el reparto colonial anterior.

Así crece Europa.

Vestida con andrajos desde un útero
alimentado con estadísticas fabulosas,
criada entre parqués y escuelas frías
de pública enseñanza sin…
leer más   
5
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 30

Podría. Pero, ¿quiero?

Podría descorcharte las mejillas
Color bermellón y pedirte que no te vayas
Dejando contigo una ausencia y un dolor infatigable.

Podría lamerte las heridas,
Envenenando con ello mis ganas de abandonarte,
De irme, libre como soy,
Un adúltero de tus piernas.

Podría despostillarme el alma
Y encadenarla a una joya circular
En el dedo anular de tus pulmones, rotos de amor.

Podría, claro que podría encarcelarme,
Tirar la llave al mar de tus olas, tus caderas,
Montar un puestecito permanente en los albores de tu piel.

Podría apalabrar un piso,
Primera línea de almohada con…
6
3comentarios 69 lecturas versolibre karma: 4

Si olvidamos

Si olvidamos
decirle al agua que somos agua,
o decirle al viento que somos ráfaga;

si olvidamos
decirle al cielo que somos nube,
o decirle a la nube que somos llama.

Cómo recordar
que estamos rodeados de misterio;
cómo barrer el polvo que nos tapa.

Si olvidamos
decirle al pájaro que somos aire,
o decirle al aire que somos ala;

si olvidamos
decirle al fruto que somos árbol,
o decirle al árbol que somos nada.

-Yo sólo sé -oí en un sueño-
que los hombres hablan y hablan
y que hablando olvidan
el sentido de sus palabras.

Si olvidamos
decirle al sueño que somos sol,
o decirle al sol que somos galaxias.
15
5comentarios 84 lecturas versolibre karma: 3

He aprendido a soportar en calma  imagen

Gemidos ocultos de una mentira que se vuelve traicionera.
Así son tus plegarias que ya no engañan a cualquiera.
Amargas son tus dificultades, siempre serán así tus historias.
Porque por más que las adornes con palabras amables.
Siempre estará tu amenaza que es una voz engañosa.
Y que siempre rondará iracunda por todos sus pasos.
Al no recibir con prontitud lo que anhela.

A mí no me engañas con tu vida que es una vida robada.
Mis ojos ven más allá de tú sombra.

Tú fuerza es una gran cantidad de dolor que a los demás transforma.
Robándote la energía vital de aquellos que solo te estorban.

Yo no te entregaré lo que más amo.
He aprendido a resistir soportando.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
5
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 32

Ausencia elegida

Apagas tu sed pensando que no existo.
Sólo me sueñas.
Y tú... gastando tus horas
a pesar de que podrías estar aquí, recostado con tu cabeza
sobre mis muslos desnudos,
mientras acaricio tu cabello.

Marisa Sánchez
4
1comentarios 100 lecturas versolibre karma: 40

Rey

Rey del óbito
camuflado entre nuestras sombras
acosador de vida
déjame encontrarte

para que me despojes de este aliento mal herido
de las ganas tiradas en el piso
y los charcos de lágrimas;
déjame mirarte fijamente

reencontrarme en el limbo de tus pupilas
hacer de este corazón herido
tu sirviente
para ver si siente algo diferente.

-R. Vela.
leer más   
8
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 9

Cuánto le diría

¡Cuánto le diría a mi yo del pasado
hoy que vivo un presente oscuro!
Y como a ningún destino me hallo atado,
¡hoy le hablaré a mi yo del futuro!
6
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 11

Que amanezca...

Y se calla el ruido...
Sólo se escucha el silencio.
Mis manos hacen el amor con mi cuerpo,
mi cuerpo muere
porque no le alimentan tus manos.

Pacto de caricias
entre la noche y mi boca.
El aire rezuma olor a vacío
y una lágrima indiscreta,
le dice a tu foto que estoy llorando.
Recorre mi rostro
desatando la concupiscencia que me devora,
consumiéndome poco a poco.

Temo que amanezca de nuevo.
Huyo del crepúsculo sereno
que decora las horas muertas,
que me enseña el lado vacío de la cama.
Temo que amanezca entre mis ojos,
que amanezca...
Y que la claridad, muestre el abismo
por donde tiende a suicidarse el alma.
leer más   
7
1comentarios 111 lecturas versolibre karma: 14

Cuarto creciente

En la arista
del cuarto creciente
desfilas
inocente
sobre mi mirada,
ilusoria,
camuflada de Luna; mientras
tus huellas lunares
inundan mi pupila,
ingenua.


La Luna en cuarto
más llena que nunca
por tus
pasos,
desciende salpicada
de amanecer
incipiente
preguntándose:
“¿para qué sales,
Sol,
si mirarte nadie puede?
¿para qué sales,
Sol,
si incluso a mí
que verme pueden
me soslayan por su presencia?”
Y, entonces, el Sol responde:
“es que yo también
quería verla”.
leer más   
8
3comentarios 57 lecturas versolibre karma: 40

Última confesión

Tengo reservada una mirada cómplice
por si te encuentro en otra piel,
por si tus ojos me miran en otro cuerpo
y mis manos acarician unas alas como las tuyas.

Ya pagué por adelantado
todos los pecados que no cometeré,
tengo el perdón, no de dios,
sino de la mujer que conocí.

Ya no somos los mismos,
es cierto.
Tú llevas una sonrisa de más,
yo no encuentro la herida que me falta.

Voy a guardar todo lo que tuve para ti
en un poema como este.
leer más   
13
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 30

Corazón de esmoquin

Paseo pausado y sin prisas, con esmoquin de ligero corte y harapos, y maleta de hilo natural y trapos, ondeo el horizonte y planeo, en el mejor lugar del salón ,mi banco.
Una pelota y un niño, una rubita preciosa y su muñeca de tela, una sonrisa al cielo, rayito de luz y de calor que atrapo, escondiéndolo en mi interior, guardando la llama de la hoguera en mí regazo, que esta noche hará de nuevo frío y no quisiera quedarme helado.
Gente andando de aquí para allá, una pareja que se mira fijamente, unos ancianos cogidos de la mano, descontando paseos de su viejo camino encantado, torpe…
leer más   
11
3comentarios 86 lecturas versolibre karma: 52

Hombre

El hombre
que esta sentado
en la agónica
esperanza del amor
prefiere morir
en su espera.

Cuando desciende
de su infierno
los bares
las mujeres
el trabajo
se percata de su odio
odio inspirado
en el mundo
los transeúntes
el tráfico
y piensa en ser
niño de nuevo
esperando
una sonrisa
de aliento.



-Sinsello.
leer más   
9
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 33

Sola

Una día más mueve
la cuchara en el café triste.
Cinco dedos danzan en la barra de la cafetería
un cascanueces a media luz, distraída.
Está sola,
marchita,
sentada entre gente extraña
que la observa sin advertirla.
Una alianza dorada y deteriorada por el tiempo
es el único indicio de luz que mantiene.

Hubo un tiempo en que la pasión
le explotó entre los dedos.
Y abandonó la ilusión en las profundidades
de un corazón mortal.

No existen adversidades que no haya conocido.
No hay ofensa que desconozca.
Tal vez por eso
conoce el lenguaje del amor.
Y es por eso que siempre
estará esperándolo.

Canet
leer más   
8
7comentarios 75 lecturas versolibre karma: 38
« anterior12345